Vive!!! 22 enero 2017

HOY DOMINGO…
22.01.2017
Vive…!!!

☀❄ En enero se hiela el agua en el puchero, reza un refrán castellano. Y es que es verdad. Todos estamos comprobando que hace frío. Estamos en enero y por tanto estamos en pleno invierno. Esto es lo mismo que decir que tocamos la realidad de las cosas o la verdad de las cosas. Es muy importante ser realistas y, por el contrario, no ser idealistas. Tener un ideal es bueno pero sabiendo cuáles son nuestras capacidades para alcanzarlo, cómo lo podemos alcanzar y si lo podemos alcanzar. Es precioso ser realistas y sin embargo es difícil dado que normalmente solemos no pisar tierra. Es más fácil vivir de teorías que de realidad. La buena teoría informa la realidad para que sea más real pero no para que se idealice.
Y el Señor Jesus es muy realista, tanto como Dios mismo. Todos estamos llamados a vivir en la verdad y en la realidad. En ella se encuentra nuestra felicidad. Es la mejor ruta para ser felices. De ilusión también se vive pero de ilusión no se puede perseverar. La ilusión es muy buena pero ha de ir acompañada de realismo.

☀☀❄❄ Hoy el Señor en el evangelio de este domingo nos ofrece una pauta de realismo y de verdad que consiste que quien se acerca a la pobreza propia y de los demás se edifica por dentro. En el fondo es aceptarse y aceptar al otro. Por dónde vienen los conflictos de la vida…., pues cuando creemos que en enero es verano. Se desdibuja la verdad, hay como una repulsa interior ante lo que es falso y si alguien lo aceptara decimos sencillamente que “va a su bola” y se hace poco creíble. Entre otras cosas porque “sale con poca ropa a la calle y enferma gravemente”.
Esto lo que ocurre con ” el vivir en un mundo fantástico”. Y esto, amigos, es como una pandemia de nuestra cultura. La mayoría de los problemas vienen de ahí.

☀☀☀❄❄❄ JESUS comienza su predicación en terreno pobre y pecador y no en otro sitio para decirnos algo. Que el verdadero Dios, fundamentalmente, asume toda miseria del hombre. No viene para los justos y los mejores sino para los pecadores y los gentiles. Comienza su predicación en la Galilea de los gentiles, en aquella zona donde están los alejados de la fe. Y allí quiere ser luz para que descubran a Dios. No está con los mejores sino con los peores. Ni con los fáciles sino con los difíciles. Sin embargo desde ahí se hace todo, cuando baja, cuando se humilla, cuando se busca lo perdido,….eso es fuente de edificación y de salvación. Es la mejor de las terapias. Para curar a la humanidad hay que conocerla, acercarse a ella y ofrecerle la salvación con paciencia. Así hemos de hacer con todos y con nosotros mismos también. Conocernos, reconocernos, aceptarnos y tratar de crecer. Saber escuchar y escucharnos a nosotros mismos. No tener miedo a la verdad. Dios es un Dios real y nos da la pauta de crecimiento, de salvación y de liberación. Es pedagogo y sicólogo. Es verdadero porque va a la verdad más íntima y a la verdad de las cosas. Merece la pena creer para crecer y merece la pena menguar para crecer y hacer crecer. El es rico pero se hace pobre para enriquecernos y ese precisamente es el camino de la verdad. Nosotros vivimos en la falsedad, sin embargo, porque somos pobres y nos queremos hacer ricos para empobrecernos más. Así están las cosas…