Vive!!! 15 noviembre 2016

15/11/16
Semana XXXIII
Vive…!!!

🔷🔶 “La política, tan denigrada, es una altísima vocación, es una de las formas más preciosas de la caridad, porque busca el bien común. Tenemos que convencernos de que la caridad «no es sólo el principio de las micro-relaciones, como en las amistades, la familia, el pequeño grupo, sino también de las macro-relaciones, como las relaciones sociales, económicas y políticas»
( EVANGELII GAUDIUM).

🔷🔷🔶🔶 Ahora, amigos, que estamos también en tiempos de política, como siempre, mirad qué criterio mas maravilloso nos ofrece el Papa Francisco para saber qué debe significar y ser un político. Servir con el poder a los ciudadanos y con el poder que da la caridad, el amor, que significa que todos aquellos que ciudadanos tengan esos derechos a disfrutar de un bienestar común en todos los aspectos de la vida del hombre, teniendo en cuenta antes a los más desfavorecidos para que ellos puedan disfrutar también de la vida. Ser buenos políticos quienes lo sean y ser buenos cuidamos quienes nos toque serlo. Saber armonizar todo.

🔷🔷🔷🔶🔶🔶 Enseñar a querer a todos, a respetar a todos, a saber escuchar las inquietudes de los demás, enseñar a cuidar todos los espacios comunes como la propiedad privada, enseñar a cumplir todos los deberes como buenos ciudadanos. Todos hemos de mirar mas por los demás, no sólo por nuestra familia y amigos. Fomentar que no se pierda la humanidad. Tener humanidad y sensibilidad social. Sin despreciar lo propio que también es justo, cuidar que haya un reparto mas proporcional de la riqueza que genera la sociedad. Ser mas ahorrativos y más generosos, todos. Tomarnos más interés en buscar trabajo a quien nos lo pide y sencillamente entregar un curriculum. Tampoco se nos piden grandes cosas pero que son cosas importantes. El trabajo da mucha alegría e ilusiona. El trabajo nos pone en sintonía con Dios. Buscar leyes que se inspiren en el amor hacia las personas que tenemos tanta dignidad. Respetar a la persona es clave para vivir bien. Saber compartir y no ser tan egoístas.
Son tantas cosas, amigos…, y, en este sentido, la enseñanza social de la iglesia nos da unos criterios maravillosos para hacer una sociedad más plena y mas gozosa. Leamos y apliquémoslos.